Polisomnografía en CINNES

Que es una polisomnografía con oximetría?

La polisomnografía es un estudio del sueño y sus diferentes etapas que se realiza al paciente mientras duerme, con el fin de detectar posibles trastornos del sueño y epilepsia. Durante el sueño se obtiene un registro de la actividad eléctrica cerebral, del ritmo y las características del patrón respiratorio, el ritmo cardíaco y la actividad muscular.

Habitualmente se realiza durante la noche o durante el día en una habitación preparada para estudios de sueño. Al paciente se le colocan una serie de electrodos (Sensores) en el cuero cabelludo, los párpados, el mentón y musculares. Todos los datos así obtenidos son luego revisados por un médico especialista en Sueño y Epilepsia. En algunos casos, se graba en video al paciente mientras duerme con la finalidad de aportar valiosa información clínica y poder correlacionarla con las señales registradas.

Durante la polisomnografía se registran y estudian los siguientes parámetros:

Actividad electroencefálica, mediante un electroencefalograma. La misma es de gran importancia para el estudio de la epilepsia y de los movimientos que aparecen durante el sueño.

Movimientos oculares, mediante un electrooculograma. Permiten la correcta interpretación de los diferentes estadíos de sueño REM y NO REM.

Movimientos de los músculos (cara y piernas), mediante un electromiograma. Permiten determinar los movimientos que pueden aparecer durante los distintos estadíos de sueño y la variación esperable del tono muscular.

Flujo de aire a través de la boca y la nariz. Se utilizan para determinar las variaciones del flujo y detectar apnas e hipopneas.

Esfuerzo respiratorio (bandas toracoabdominales).

Saturación de oxígeno en sangre arterial medida mediante oximetría de pulso.

Parámetros cardiocirculatorios: frecuencia cardiaca.

Posición corporal.

Ronquidos.

Indicaciones para la realización de la polisomnografía:

El sueño es un proceso fisiológico normal del organismo que en condiciones normales se repite de forma regular cada día y se caracteriza por un estado de inconsciencia y de relativa falta de respuesta a estímulos externos.

Son muchas las formas o técnicas que se pueden emplear en la monitorización y registro de lo que ocurre en el organismo durante el sueño, pero la más importante es la polisomnografía, que está especialmente indicada en algunos trastornos concretos:

  • Insomnio, especialmente sueño entrecortado o fraccionado y despertar precoz (antes de tiempo), que puede deberse a diferentes causas:

    • Problemas respiratorios (apnea del sueño).

    • Movimientos periódicos de las piernas durante el sueño.

    • Síndrome de las piernas inquietas (una enfermedad neurológica caracterizada por sensaciones extrañas que incitan a moverlas las piernas y que puedo causar dolor o malestar).

    • Alteraciones psicológicas.

  • Somnolencia excesiva diurna, lo que se conoce como hipersomnia, debida a:

    • Síndrome de apnea del sueño (episodios de interrupción de la respiración de hasta 10 segundos de duración).

    • Narcolepsia (somnolencia irresistible durante el día).

  • Otros fenómenos patológicos que se dan durante el sueño, como el sonambulismo, los terrores nocturnos, las alteraciones de la conducta durante la noche o episodios paroxísticos en los que se sospeche de convulsiones.

  • Epilepsia: ya sea para el diagnóstico o el seguimiento de la epilepsia en niños. Su uso resulta muy frecuente, el sueño es un estado que favorece a que las alteraciones en el EEG se pongan en evidencia. Los estudios cortos en niños tienen menor tasa de éxito en lograr que concilien el sueño en forma espontánea y aumente el rédito del estudio, evitando la repetición de los mismos y la prolongación al diagnóstico y al inicio de tratamiento cuando se justifique.

Preparación para una polisomnografía:

La persona a la que se le va a realizar una polisomnografía no necesita ninguna preparación previa especial. Sin embargo, ha de tener en cuenta algunas consideraciones, como las siguientes:

  • El día de la prueba se ha de lavar el cabello, pero ha de evitar el uso de lociones o cremas.

  • Se deberá informar a la técnica que le realizará la prueba sobre los medicamentos que esté tomando de manera regular, pues algunos podrían interferir en el sueño y alterar los resultados de la exploración.

  • Si se encuentra en tratamiento por epilepsia debe tomar como de costumbre la medicación.

  • Si la polisomnografía se realizará durante el día, se puede favorecer la conciliación del sueño despertando temprano esa mañana y evitando alguna siesta hasta el inicio del estudio.

¿Qué se siente durante la prueba?

La polisomnografía es una prueba completamente indolora y no causa ningún tipo de molestia, por lo que es bien tolerada.

Precauciones y riesgos

La polisomnografía es una exploración muy segura, totalmente exenta de riesgos, por lo que no es necesario establecer precauciones especiales.

Resultados:

Los informes se realizan por profesionales acreditados y con gran experiencia en la interpretación de estudios polisomnográficos con protocolos para determinar trastornos de sueño o epilepsia. Los estudios se entregan en formato digital vía correo electrónico y se garantiza un número adecuado de muestras para que sean revisadas por los médicos solicitantes y un informe completo, preciso y específico.

Plantel Profesional

Directores

Dr. Santiago Flesler

Dr. Pablo Jorrat

Neurología infantil

Dr. Santiago Flesler

Dr. Pablo Jorrat

Dra. María Emilia Franchi

Dra. Eliana Julián

Dra. Maria Milagros Beltramo Alvarez

Dra. Luciana Caramuta

Neuropsiquiatría Infantil

Dra. Silvia Panighini

Equipo de Dieta Cetogénica

Dr. Santiago Flesler

Dr. Pablo Jorrat

Dra. Cecilia Araujo

Lic. Betiana Soto Montesano

Lic. Ana Clara Carranza

Fonoaudiología Neurolinguistica

Lic. María del Milagro Padilla

Neuropsicología

Lic. María Victoria Ramírez

Nutrición Infantil

Dra. Cecilia Araujo

Lic. Betiana Soto Montesano

Lic. Ana Clara Carranza